Mi tratamiento este invierno

Os pongo al día sobre lo que estoy usando para el tratamiento de mi acné desde noviembre aproximádamente. Dado que necesito tratar tanto el acné como las marcas, empecé a tratarme de forma tópica con Retirides crema (tretinoína) que actúa en los dos sentidos.
La tretinoína es una forma química del ácido retinoico para tratar el acné al igual que la isotretinoína. La diferencia principal que hay entre ambas es que la tretinoína en crema solo es absorbida en un 5% por la piel en la zona aplicada y la isotretinoína en cápsulas es un medicamento sistémico, es decir, afecta a todo el organismo directamente además de que es muchísimo más fuerte. Aunque por supuesto la tretinoína tópica no deja de ser un medicamento también y por tanto, hay que utilizarla con precaución.
El ácido retinoico es una de las sustancias más estudiadas y eficaces para reducir el foto envejecimiento y además se ha demostrado con estudios de doble ciego (los más efectivos médicamente) que estimula la creación de colágeno. Este ácido vuelve la piel fotosensible por lo que es aconsejable usarlo solo por las noches, en invierno y además usar protección solar mínimo con un FPS de 15.
Retirides es una marca conocida de tretinoína. No necesité receta para las dos concentraciones que tengo (0,025% y 0,05%). La de 0,05 me costó unos 13 euros y la de 0,025 creo que es más económica. Esta crema hay que usarla muy progresivamente. Primero hay que aplicar la concentración más baja 0,025% cada dos días. Después a días alternos, luego probar si la toleras todos los días… y sucesivamente ir incorporando la concentración 0,05%. Existe la concentración más alta que es de 0,1% pero en concreto para mi piel no creo que pudiera tolerarla ya que incluso me ha costado bastante adaptarme con la de 0,025%. El Retirides hay que aplicarlo por la noche, una vez limpia la cara con un limpiador suave y esperar mínimo una media hora ya que así le das tiempo a la piel a restablecer un poco la capa protectora natural.
Y como hidratante uso aceite de jojoba. Existe mucha información en internet acerca de este aceite pero solo mencionar que en realidad no es un aceite en sí, sino una cera líquida. No es grasiento, no te deja sensación aceitosa y la piel lo absorbe perfectamente. Su composición es muy semejante al sebo de la piel, ayuda a regularla y está especialmente indicado para las pieles con acné. A mi me va genial y me disimula muy bien las pielecitas que me va dejando la exfoliación del Retirides. Lo único a tener en cuenta es que hay que repartirlo bien y con poca cantidad es suficiente porque si te aplicas de más y después te pones maquillaje, pueden salir brillos con facilidad.
Si te estás tratando con Retirides, no se pueden usar ni mascarillas ni exfoliantes. Es un tratamiento muy paulatino, se irrita, se pela y enrojece la piel así que es un poco pesado. Pero hay que tener paciencia y merece la pena ya que en 3 meses hay resultados demostrados. A mi me está controlando el acné, los seca más rápido y me salen menos. ¿Vosotros habéis probado Retirides? ¿Qué resultados habéis tenido?
Anuncios