Notificación de sospechas de reacciones adversas a los medicamentos

Hace poco descubrí que la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) ha puesto a disposición de los ciudadanos y profesionales sanitarios, la página web www.notificaram.es para que podamos notificar directamente vía internet, las sospechas de reacciones adversas a los medicamentos (RAM). Os dejo también el enlace de la página de la AEMPS con información importante: http://www.aemps.gob.es/vigilancia/medicamentosUsoHumano/SEFV-H/NRA-SEFV-H/home.htm

Yo ya he realizado la notificación y me han respondido por e-mail ya que querían ampliar la información. La respuesta no ha tardado mucho la verdad. Espero que con esta iniciativa que ha tenido la AEMPS, poco a poco se vaya notificando los efectos de la Isotretinoína y así exista un  mayor control de este fármaco. Pero además, recomiendo que le expliquéis vuestras secuelas tanto al dermatólogo como a vuestro médico de cabecera y que realicen el formulario ellos también. Es fundamental que los médicos estén informados de los efectos adversos de este medicamento y que colaboren también. Para rellenar la llamada “tarjeta amarilla” que está dirigida a profesionales de la salud, os preguntarán esto: Tarjeta Amarilla

Os recomiendo el artículo que publicó Miguel Jara en su blog sobre el tema: Por fin podemos notificar sospechas de RAM (Reacciones adversas a los medicamentos)

Anuncios

Mi tratamiento para el acné con la medicina natural (I)

Seguir una alimentación antiinflamatoria sin duda me ha ayudado con mi acné, pero siendo realistas, tampoco me lo ha curado al 100%. Debido a la gran cronicidad de mi acné, tenía claro que necesitaba una “ayuda extra” y decidí acudir a un médico naturista.
Ya nada más en la sala de espera de la consulta, pude ver la biblioteca que tenía: muchos libros sobre medicina natural, fitoterapia, dieta sin cereales, “La Alimentación: la tercera medicina” de Jean Seignalet, libros sobre la dieta de la Zona de Barry Sears, etc. Pensé: “¡este es de los míos!”. La consulta no pudo ser más reconfortante. Qué alegría poder hablar por fin con un médico que conociera los últimos estudios sobre la relación acné-carga glucémica, a Loren Cordain, la dieta paleolítica, etc.
Me comentó lo que yo ya pensaba: que al tratar cualquier enfermedad, siempre habrá tiempo para la guerra, es decir, se deben probar antes los tratamientos con menos contraindicaciones y más si están demostrados científicamente por su eficacia. Y como último recurso, aplicar tratamientos realmente agresivos. En definitiva, tratar el acné con isotretinoína es matar moscas a cañonazos como se suele decir. A la prueba está que este fármaco, a muchas personas no solo no nos ha curado el acné, sino que nos ha dejado secuelas que desconocemos cuándo van a remitir.
El tratamiento del médico naturista consiste en tomar por un lado, unas cápsulas con una fórmula magistral con un poco de todo: Zinc, vitamina D, B6, Selenio, plantas que regulan las hormonas… Además, me ha mandado unas cápsulas naturales que tienen una función antibiótica-antifúngica y con probióticos que normalizan la flora intestinal. Y por último, un detoxificante hepático para restablecer el hígado por los continuos tratamientos tan agresivos a los que me he tratado.
Las recomendaciones dietéticas que me ha recomendado, no distan mucho de las que comento en este blog. Él sí recomienda la avena en copos y legumbres pequeñas (lentejas pardinas, alubias pequeñas…) unas tres veces por semana y arroz en pequeñas cantidades y de vez en cuando.
He empezado con las cápsulas de su fórmula magistral el 4 de Febrero y reconozco que no sigo la dieta de una forma estricta. Aún así y aunque es pronto para asegurar resultados, de momento no me ha vuelto a salir ningún quiste ni grano grande. Así que estoy muy contenta con el tratamiento. Me dio mucha confianza y esperanzas este médico aunque es cierto que después de todo lo que he pasado, también soy escéptica y hasta que no pase bastante tiempo, evidentemente no me lo voy a creer. Ojalá termine esta pesadilla ya que no es solo por los granos, sino que cada vez me dejan más marcas y cicatrices y hasta que no me dejen de salir, tampoco voy a poder tratármelas. En fin, qué os voy a contar a vosotros que no sepáis, que esta enfermedad es del todo desesperante.
Os seguiré contando qué tal mi tratamiento y evolución. ¡Hasta la próxima!